COMPENDIO.

Cutre Sapiens.

20101213
De la Perfidia:


Nadie...
Comprende lo que sufro yo
Canto...
Pues ya no puedo sollozar
Solo...
Temblando de ansiedad estoy
Todos...
Me miran y se van

Mujer...
Si puedes tú con Dios hablar
Pregúntale si yo alguna vez
Te he dejado de adorar.

Al mar
Espejo de mi corazón
Las veces que me ha visto llorar
La perfidia de tu amor...

Te he buscado por do'quiera que yo voy
Y no te puedo hayar
Para que quiero otros besos
Si tus labios no me quieren ya besar...

Y tu...
Quien sabe por donde andaras
Quien sabe que aventura tendras
Que lejos estas de mi.

Te he buscado por do'quiera que yo voy
Y no te puedo hayar
Para que quiero otros besos
Si tus labios no me quieren ya besar.

Y tu...
Quien sabe por donde andaras
Quien sabe que aventura tendras
Que lejos estas de mi
De mi.


De los Panchos, una canción Bolero, que remonta épocas del sumarísimo de aquella época cumbre, de los años mozos del baile pachuco y de la estola tin-tanezca.

La perfidia, no es sólo un título resonar de las canciones de aquellos 40,50 y 60.
La perfidia es una conglomerante hermenéutica de las raíces latinas per que quiere decir transgredir y fedes, que resulta fideles; fiel.
Perfidia, es aquella que es infiel.

¿Entonces, por que será que Nat King Cole relata el desamorío por una mujer infiel? Se sabe bien que del bolero, desglosa la sesgante de un género dónde la pasión y el romanticismo son la mayor inspiración de sus compositores. Pero en 1997, se dió el título a la obra más trascendental de la escritora estadounidense, creadora de las atmósferas de mayor goce en una literatura encuadernada a la misma pasión.

La Perfidia (Perfidy) de Judith Rossner, encabezó un sin número de críticas mezcladas, con el pomposo desacuerdo, de que era una novela desalentadora. Siguiendo una raíz de problemas madre e hija que encaminaba la infidelidad, de la pareja. La Perfidia, se le canaliza a la madre, la cual, sin tener control sobre sus emociones, sin temer a un ostracismo, tienta de sí misma en conseguir un poco de la atención del yerno.

El descenlace es algo funesto, el perdón bajo un manto de prejuicios que redoblan la desesperanza, la desconfianza y sin fín de detalles que deja la infidelidad en una relación, un daño que tarda mucho en sanar.

Así los motivos de Rossner, sería en aquel entonces, la infidelidad de su esposo, con su psicoanalista, la cual, le dejó una transgresión tal, que deja untoque en su trayectoría bibliográfica.

Pero la Perfidia, va más allá. Se dice que la Perfidia si es himenea con la corporación femenina. De hecho, la mujer que lleva este nombre, desde los realismos suculentos de Magritte; hasta en los descenlaces de una leyenda epicúrea, que relata la vida de una fémina, que encanta a los hombres, a llevar sus dotes al extremo, haciendolos ceder a los deseos pasionales sin buscarle un daño, pero al saber que esta mujer, era una treta, cual enlazaba a los hermanos de una comuna, la desgracia era inevitable entre los efebos, como en los grandes sabios.

¿La mujer en sí, tiene este perfil de Perfidia?
Será que es inevitable que todas las mujeres, sean infieles.

Se sabe que no hay un patrón que demuestre la infidelidad más propensa en hombres ó en mujeres, existe uno que demuestra la veracidad por la cual se han sorprendido a los infieles en el acto.
La Perfidia, como acto, siempre será relacionado a la mujer, a un hombre, siempre será por el consquistar la presea de mujeriego, macho ó hasta de poderoso. ¿Pero ser una Perfidia le da cierto poder a la mujer? ¿Una categoría sobresaliente que lleva a la par como el macho, dando en respuesta a una mujer dominante?

Puede ser afirmativo, ya que una mujer, por casos científicos comprobados, le cuesta en manera sobresaliente, dar un primer paso a la infidelidad. Entonces, se puede decir, que el valor (coraje ó despecho) por el cual causan una infidelidad, puede ser considerado como la dominación de la mente sobre el cuerpo. No hablando en un fin estóico, si no un fin valorativo.

Aunque se desprestigie el hecho de ser infiel, una Perfidia contiende desde la sexualidad, hasta de la desconfianza y baja estima. Complejos y hasta falta de afectivo sentimental.

En conclusión, por análisis clínicos, una pérfida, no es el equivalente a un macho. Una pérfida no es una mujer dominante. Pero una pérfida, si es una mujer, estóica, intrigante y por consiguiente, es una mujer que guarda cierto desprecio hacia el hombre ó cierta debilidad platónica.

Dícese de esta atracción platónica, como lo que le complementaría a la mujer, para poder ser feliz.

De la leyenda antigua de la Perfidia, se sabe que ella se enamora del sol, Helios y por tratar de conquistarle, se despoja de todas sus bellezas humanas para transformarse en la Luna, la cual, siempre en busca de su amado, termina dando la pasión a la nocturna fase de un día. Aunque jamás le va a encontrar al sol, cara a cara, le verá por una esquina, temiendo caer en los encantos del sol y salir lastimada. Por eso se tornaba el día cálido y la noche fría, por que era una mujer, sin sentimientos, a lo que relata tal historia.

Una pérfida es: una mujer deslindada al compromiso, pero entrañada a una pasión.

1 comentarios:

Usuario at: 9:18:00 dijo...

Entonces una mujer infiel, es una mujer de caracter poderoso, pero de sentimientos déblies. ¿No es así? ¿Será al revés?